Tené en cuenta estos consejos:

Al girar a la izquierda tenes que ceder el paso a todo el tráfico que siga derecho, tanto atrás como adelante.

Antes de girar a donde sea, tenes que indicar la dirección con la mano.

Tené cuidado que las ruedas de la bicicleta no penetren en los raíles del tranvía porque podes perder el control y caerte.

Chequeá que funcione la bocina, es fundamental el uso que le vas a dar.

Y ahora si… ¡A PEDALEAR!