Baños Széchenyi – Budapest

“No podés irte de Budapest sin conocer los Baños Széchenyi”, esta es una cita textual de lo que te diríamos si preguntaras “Que puedo hacer en Budapest?”.

 

Este es el ingreso a los Baños Széchenyi.

¿Que son los baños Széchenyi?

Son baños termales que, desde 1913, forman parte de la tradición de toda una ciudad, son los más famosos y concurridos. Allí los “aquincenses”(así se conoce a los nacidos en Budapest) suelen pasar sus tardes libres, relajando su cuerpo en las distintas piletas, sin importar la temperatura del exterior. Además es muy común, de hecho lo comprobamos cuando los visitamos, que hombres (generalmente mayores) se junten con amigos a JUGAR AL AJEDREZ dentro de la pileta.

No, no es un mito, juegan al ajedrez en las piscinas termales.

Es sin dudas una de las actividades distintas que uno puede hacer en un viaje a Europa, en el que obviamente incluya como parada la capital húngara. Nosotros le dedicamos una buena cantidad de días a Budapest en nuestro viaje (marzo de 2018), lo que nos permitió pasar casi todo el día en los baños. Pudiendo conocer bien el funcionamiento del complejo y compartir varias horas de relax con muchos locales y otros tantos turistas.

Llegamos con la impresión de que en la pileta exterior íbamos a tener frío, la entrada de la primavera aun no coincidía con la temperatura esperada para la época y los 13 grados celsius sin compañía del sol, no nos hacían pensar otra cosa más que en tener frío. Pero una vez que nos metimos en la piscina, los 27 grados de las aguas termales nos hicieron cambiar de parecer.

¿Cuando se pueden visitar?

El rango horario para visitar los Baños Széchenyi es muy amplio, las puertas abren a las 6am y cierran a las 22. Por lo que en casi cualquier momento del día uno puede hacerse una escapada para renovar el cuerpo.  No es necesario comprar entradas con anticipación, pero si a tener en cuenta días feriados o fines de semana que son las oportunidades en las que mayor número de locales se acercan a los baños.

Un dato muy interesante es que podremos incluir una fiesta nocturna en los Baños Széchenyi, esto ocurre los días sábados, entre las 22 y las 3am.  Haciendo click aquí podrán chequear los días y horarios en los que los baños se convierten en una gran pool party durante lo que resta de 2018.

 

El valor de las entradas variará según el horario, y además se puede optar por cabina o gabinete (varía el precio en 500 florines). Recomendamos utilizar cabinas, para poder cambiarse con mayor comodidad. Y en casos de una pareja como nosotros, o dos amigos/as, se puede pagar por una sola cabina y compartirla. Una vez que se paga la entrada, te dan una pulsera azul, que posee un chip, con la cual podrás abrir y cerrar tu cabina y allí podrás dejar todas tus pertenencias. Además tendrás acceso a las duchas que están provistas de jabón y productos para higiene del cabello. Y algo muy interesante, hay maquinas centrifugadoras para secar los trajes de baño de uso libre.

El complejo cuenta con más de 20 piscinas, y a todas, excepto a una de las exteriores, se puede acceder sólo con traje de baño. En la restante será necesario usar gorro de nadador, ya que es para uso exclusivo de nadadores. Esta es la piscina más grande que se puede encontrar en la parte exterior de los Baños.

Se me olvidaba algo muy importante, si decidís ir a los Baños Széchenyi muy sobre la marcha de tu día, o de tu viaje y no estás preparado en cuanto a la vestimenta adecuada, no llevaste ojotas o toalla, no te preocupes porque saben que la gente que visita los baños es en gran medida turista. Por lo tanto todo lo necesario para ingresar a los baños se puede alquilar en el lugar: TOALLA, TRAJE DE BAÑO (mujeres), OJOTAS, BATA, ETC.

Apenas una ingresa al complejo, puede compar o alquialr lo que le haga falta.

El fin de ir a los baños Baños Széchenyi, tiene que ser el de relajarse, el de hacer una pausa y a la vez seguir disfrutando de una de las maravillas que nos ofrece Budapest, tanto desde su arquitectura como desde la comodidad.

Atención: Si sos una persona reacia a compartir con desconocidos, probablemente no te llegues a sentir muy cómodo

Nosotros no tenemos este “problema”, por lo tanto estuvimos todo el día de piscina en piscina aprovechando para devolver un poco de calor al cuerpo, que venía necesitando desde hacía varios días.

Salimos como nuevos, listos para continuar recorriendo esta ciudad que nos enamoró a cada paso, a cada hora. No recordamos bien si ese mismo día fuimos, luego de los Baños Széchenyi, a visitar los bares de Ruina. Pero sin dudas sería un buen plan hacer esas dos visitas en continuado.

LEER: SZIMPLA KERT, EL BAR DE RUINAS DE BUDAPEST

¿CÓMO LLEGAR A LOS BAÑOS TERMALES SZECHÉNYI?

Los baños Széchenyi se encuentran en el sector de Pest, la parte “nueva” de Budapest. y es muy fácil llegar, con la línea amarilla del metro M1, sólo hay que bajarse en la estación que tiene el mismo nombre que los baños (Széchenyi Furdó) y caminar algunos metros.

Sin dudas es uno de los sitios que hay que incluir en el itinerario a la hora de visitar Budapest.

Facebook Comments

No Comments

Leave a Comment