Baradero (Buenos Aires): carne, campo y río cerca de la Ciudad

Cuando llegás a Baradero, uno de los carteles que te dan la bienvenida, dice: “Ciudad del encuentro”. Aunque parece un simple eslogan, la convocatoria que tuvo hace algunos domingos la Segunda Fiesta Regional de la Vaquillona con Cuero y la Papa Frita, queda la sensación de que es mucho más.

Hubo varios atractivos para recorrer los casi 150 km hasta la ciudad más antigua de la provincia de Buenos Aires: una propuesta gastronómica que seguramente atrae a cualquier carnívoro, ver espectáculos tradicionales que no son muy comunes para los que vivimos en la ciudad y un día prácticamente veraniego.

La convocatoria en la web y las redes sociales te recomendaba ir con reposera y mate. Incluso, algunos llevaron sus propias mesas para compartir con la familia el almuerzo de vaquillona con cuero y papas fritas que, naturalmente, se preparaba a la vista del público y se cortaba con el tradicional cuchillo que lleva el gaucho en la cintura.

Durante todo el día, desfilaron grupos folklóricos que interpretaron temas de chamamé, tango, chacarera y otros ritmos característicos. De acuerdo con el espectáculo, a veces le agregaron colorido los conjuntos de ballet y otras… el propio público aprovechó para ensayar algunos pasos.

A media tarde, aproveché la oportunidad para recorrer esta ciudad fundada… ¡el 25 de julio de 1615! Su principal hito es haber sido la primera colonia agrícola del país en 1856, cultivando maíz, papas, alfalfa y legumbres, entre otros. También se criaba ganado y fabricaban quesos parmesanos.

Volviendo a la frase con la que arrancamos esta nota, Baradero se denomina “Ciudad del Encuentro” porque siempre fue referencia de nuestra música popular. De hecho, tiene su propio festival todos los años y fue donde por primera vez se juntaron el tango y el folklore.

En la visita, no puede faltar un paseo por el río que dio origen al nombre de Baradero: ahí solían quedar varadas las naves por su lecho barroso. Una de las deformaciones habituales en los documentos históricos generó la confusión entre la V y la B, quedando registrada oficialmente la denominación con esta última.

Lo que me gustó de la costanera es que no tiene una “modernización” exagerada, que te deja descansar realmente a la vera del río. Igualmente, también hay espacios con juegos para chicos, máquinas de ejercicios e infraestructura de sobra para turistas: campings, proveedurías, restaurantes, muelles de pesca y demás. ¿La única contra? Si viajás en transporte público, tenés que caminar unas 20 cuadras para llegar.

Y hablando de llegar, Baradero es muy accesible desde varios puntos:

· Desde Retiro, General Pacheco y terminal Campana: Nueva Chevallier, con buena frecuencia durante todo el día.

· Desde terminal Campana, Centro de Transferencia Zárate y otras localidades de la ruta 9 hasta San Nicolás: Chevallier Metropolitana (línea 228A). Conviene consultar los horarios al 0800-222-6565, porque cambian con mucha frecuencia.

· Desde Lobos, Navarro, Mercedes y otras localidades de la ruta 41: Masterbus (línea 206). Un servicio por día de lunes a sábados: http://masterbus.net/webnueva/lineas/linea206.html.

· En tren: actualmente no para ningún servicio, pero se puede viajar hasta Zárate con los trenes suburbanos o de larga distancia que salen de Retiro y combinar con Chevallier Metropolitana justo enfrente de la estación.

· En auto: por Acceso Norte y continuación por la Autopista Buenos Aires-Rosario hasta el km 142.

                                                                                                                                           POR SEBASTIÁN HERRERA

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *