Barrio Chino de Buenos Aires, año nuevo y algo más

Los festejos del Año Nuevo Chino (anticipados), nos llevaron a visitar el Barrio Chino de Buenos Aires. El barrio de la colectividad del país imperial, está emplazado en Belgrano y el ingreso al mismo, para que sea bien significativo, se puede hacer en la intersección de las calles Juramento y Arribeños. Allí se encuentra el Arco chino (inaugurado en el año 2009) que da la bienvenida a todos los visitantes.

Nosotros fuimos desde el centro de la ciudad de Buenos Aires, llegando en Subte (Linea D) a la estación Juramento, que queda a unas 8/9 cuadras (calles) del ingreso al Barrio Chino.

En el camino nos encontramos con el Museo Histórico Sarmiento, y decidimos entrar para ver que podíamos encontrar.

No les vamos a decir que es una parada obligada, pero hay cosas interesantes, como por ejemplo parte del mobiliario de las casas que Domingo Faustino Sarmiento tuvo en Buenos Aires, documentos históricos, piezas de arte. El que más nos atrajo fue el sillón de trabajo en el que, post mortem, se le tomó su última fotografia. El sillón se encuentra en un cuarto que representa la última habitación en la que vivió el prócer argentino es Paraguay.

MAS INFORMACIÓ DEL MUSEO 

Una vez terminado el paseo por el Museo Sarmiento seguimos nuestro camino “bajando” por la Avenida Juramento, topándonos con las Barrancas de Belgrano con su famosa Glorieta, y unos metros mas abajo, el ingreso la Barrio Chino, que NO sería nuestro último destino del día.

Nos encontramos con muchísima gente, algo que nos sorprendió, no porque no suela haber muchos visitantes, sino porque los festejos por la llegada del año 4716 del calendario lunar, se llevaron a cabo en la Plaza de los Parques Nacionales a un kilómetro de distancia.

Dentro del Barrio hay muchos restaurantes de comida asiática, no solo china, ya que son varias las colectividades que conforman el barrio, con un gran numero de taiwaneses, también coreanos y japoneses.

Los dragones, típicos de su cultura, decoran las calles que cuentan con la particularidad de tener la cartelería con los nombres escritos en español y, obviamente, en chino.



Hay una interesante cantidad de supermercados en los que se pueden comprar diferentes productos importados y también bazares en los que se puede encontrar, paras ser lo más específicos posibles, DE TODO.

Nuestro itinerario contemplaba la idea de llegar a la Plaza de los Parque Nacionales para presenciar los festejos del Año del Perro de Tierra, que como dijimos al principio de la nota, fueron anticipados, ya que esto fue el fin de semana del 11 y 12 de febrero, mientras que el Año Nuevo se celebra (o celebró, dependiendo de cuando vean esta publicación) el 18 de febrero.

Llegamos a la Plaza y nos encontramos con decenas de stands en los que se ofrecía lo mismo que en el barrio: comidas, productos típicos, además cursos de idioma chino y un sector en el que por solo $150 podías disfrutar de una sesión de masajes.

En el fondo, un gran escenario, preparado para la ocasión, no vamos a dar muchos detalles de la celebración, porque no es algo que uno se vaya a encontrar cada vez que se acerque al Barrio Chino. Pero si queremos decir que estuvo muy bien organizado, conducido por Carlos Lin, locutor y conductor de origen chino que maneja el español a la perfección.

Nosotros fuimos al primer día (sábado) donde se hizo la apertura del evento, con los himnos de ambos países, la ceremonia de clavado de pupilas en la que se “despierta” a los dragones, además de un show de acrobacia con bancos que nos dejó alucinados.

Creemos que no hay nada mejor que conocer nuevas culturas, y qué mejor que compartir sus festejos para saber un poco mas de ellas?

Entre otra cosas aprendimos que esto: 新年快樂 se dice así: Xīnnián kuàilè y significa Año Nuevo Feliz o Felíz Año Nuevo.

Facebook Comments

No Comments

Leave a Comment