Berlín, la ciudad de las sensaciones

Siempre fui de leer y mirar películas respecto a las SS y a todo lo acotencido en la primera y segunda Guerra Mundial. Me impactan las ciudades que tuvieron la posibilidad de reconstruirse, que se levantaron de situaciones tan importantes… Y si de esto hablamos, no podemos dejar de nombrar a Berlín.

El peso de la historia es muy fuerte, pero te voy a dar un dato que para cualquier viajero que conozca sus gustos, puede ser fundamental: si vas a Berlin esperando encontrar una ciudad europea al nivel de Londres, Ámsterdam o París, no estas en la dirección correcta.

Y no porque Berlín no tenga cosas de grandes ciudades, pero tiene una historia más contemporánea, y eso se percibe en sus calles. Incluso puede llegar a parecerte un poco fría, triste, pero esto no quiere decir que su gente lo sea.

Parate dos minutos a observar la puerta de Brandenburgo y pensá todo lo que pasó ahí, es muy díficil que no se te erice la piel.

Sin embargo, hay lugares que nos trasladan aún más al pasado. De solo pensar que la ciudad fue dividida en dos y que hoy, después de tanto tiempo, esto lo puedas seguir viendo es impactante.

 

RECORRIENDO BERLÍN

Tuvimos la posibilidad de caminar al costado del muro que todavía queda en pie, a modo de recordatorio. No te voy a mentir, pensamos que sería mas grande (posiblemente te pase)…

Pero, en verdad, era un muro que separaba a una ciudad completamente ¿Qué importancia tiene la altura con todo lo que causó?.

Muro de Berlin

Detalle: donde no lo veas, porque está repartido en sectores puntuales, prestá atención al suelo > tal vez en ese mismo momento bajes la vista y veas una doble línea de adoquines.

¿Qué significa? Esos adoquines marcan el tramo del muro, en toda su extensión. Cuando lo veas, parate y pensá que de un lado era el fin de Berlín Oriental y del otro lado el comienzo de Berlín Occidental.

En los alrededores de Brandenburgo, también pudimos observar el Monumento al Holocausto… ¡Vaya que es fuerte caminar por esos bloques!

Monumento Holocausto

Para finalizar con esta parte del recorrido, estuvimos parados arriba de lo que era el bunker de Hitler, lugar que quedó tapado y fue desmentida su existencia en ese lugar por muchos años.

Berlín tiene una infinidad de opciones que te van a mostrar que estas en una ciudad realmente histórica y con unos contrastes espectaculares.

Tal vez, ese contraste es el causal de que para muchos sea un lugar de amor instantáneo y para otros una incomodidad que no saben como manejar.

Pero… Caminar por sus calles, ver los edificios con las marcas de balas; observar la Fernsehturm (torre de televisión) o AlexanderPlatz y saber que ese sector era la capital de Berlín Oriental, es increíble.

Pienso que a solo unos pasos, lo que hoy es una ciudad completa, hace no menos de 25 años estaba dividida en dos.

 

IMPACTO VISUAL

Puede ser que Berlín no te entre por los ojos, como quien diría, porque esa ciudad es historia, es ejemplo de como una sociedad tiene sitios puntuales para recordar lo que pasó en ella y tienen en claro que no quieren repetirla.

La realidad es que si no te ubicas en ellos, es dificil que te centres en la ciudad.

Ojo, existen lugares más nuevos y modernos, como Postdamer Platz, pero la gran parte de Berlín es como te lo conté hasta ahora, y es eso lo que te brinda > Historia pura.

Nosotros llegamos con mucha emoción, para mi particularmente era muy importante, fue la ciudad que siempre quise conocer. Me parecía increíble pisar sus calles, recorrerla, ver como un lugar se levantó de esa manera.

Tal vez si no supiera nada de su historia, no me daría cuenta que allí pasó todo lo que conocemos.

Cuando la pisamos por primera vez e hicimos la comparación con el resto, el contraste desde lo visual es grande, pero todo lo que te hace sentir, genera que desaparecezca esa sensación.

 

Datos

Todos los sitios que remarcamos en “RECORRIENDO BERLÍN”, están cerca. Es decir, en un mismo día y en pocas horas podes visitarlos.

Después tenés opciones más lejanas, pero en este caso te armamos una especie de círculo, que podrías empezar en la Puerta de Brandenburgo como punto de partida y, desde ahí, hacer la caminata por estos lugares.

 Ver también > Checkpoint Charlie, Berlín y la guerra

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *