Camino de los siete lagos: Patagonia Argentina

La ruta o el camino de los siete lagos es, para nosotros, uno de los tramos más lindos que nos tocó recorrer (y que por suerte tenemos cerca).

Sin dudas, esta parte de la Patagonia Argentina, es de nuestras preferidas.

Estar en Bariloche implica tener acceso a lugares que son turísticos por excelencia, es uno de los sitios más reconocidos de Argentina a nivel mundial, sobretodo por tener el centro de ski mas grande de Sudámerica.

Aunque en la actualidad toda la Patagonia es muy concurrida y, además, en los últimos años las ciudades o pueblos más pequeños de la región empezaron a tener más fuerza.

En primer lugar y antes de contarte el recorrido, me parece importante que tengas en cuenta que este camino lo hicimos siempre en auto, pero… Si estás preparado, hacer el recorrido en bicicleta es algo muy habitual en la zona.

¿Dónde empieza el camino de los Siete Lagos?

El camino empieza y termina en Bariloche o San Martín de los Andes, así que el punto de partida va a depender de donde te encuentres.

Nosotros comenzamos en San Carlos de Bariloche, donde empezamos el recorrido yendo por Av. Bustillo, con una imágen espectacular: bordeando el lago Nahuel Huapi todo el tiempo.

Y aquí empezamos, ya que este es el primero de los ¿Siete? lagos que veremos en el recorrido que, apróximadamente, tendrá una duración de cuatro horas con paradas incluídas.

En el camino hay dos puntos claves que no deben confundirnos:

  • Unos kilómetros después de haber pasado la terminal de buses, nos topamos con un control policial y una rotonda, en ella tenemos la opción de ir a la derecha, que nos lleva al Aeropuerto Internacional de la ciudad o seguir por la rotonda > Darle medio giro a la rotonda y continuar.
  • Tras un largo tramo de recorrido y creídos de haber avanzado, nos encontramos con varios semáforos y nuevamente una ciudad. ¿Que es? Se llama Dina Huapi y es un municipio que se independizó de Bariloche hace no mucho tiempo. El camino es el correcto, así que seguimos por esa avenida/ruta, bajamos la velocidad, y continuamos.

Casí de inmediato, un cartel nos indicaba que salíamos de la provincia de Río Negro y que a unos pocos metros, ingresábamos a la provincia de Neuquén.

Es fácil darse cuenta porque aparte de haber un nuevo control policial, hay un puente que nos permite cruzar el Río Limay, limite natural entre las dos provincias.

Ruta 40

Ahora sí ¡Estamos en ruta! Y a unos pocos metros de pasar por el control, nos encontramos con un primer mirador, que nos permite observar toda la ciudad de Bariloche de frente.

Esa vista espectacular fue una especie de medicina para no desesperar ante todo el valle que se nos venía encima. Es que a medida que fuimos avanzando, el lago fue desapareciendo.

A los minutos nos encontramos con un empalme, que nos daba la opción de seguir derecho – rumbo a la ciudad de Neuquén – o doblar a la izquierda hacia Villa La Angostura, la correcta para hacer el recorrido que nos propusimos.

El camino nos lleva por la famosa Ruta 40, la que se encarga de unir Argentina de punta a punta. Allí se impone la estepa patagónica, hasta que tras varios kilómetros el paisaje empieza a hacer de las suyas.

Entonces comienzan a aparecer los caminos en zig zag, que junto a las montañas, con sus increíbles árboles e imponentes tamaños y la aparición nuevamente de los lagos, se llevan todas las miradas.

Todo el recorrido es espectacular, hicimos los primeros 90 km sin parar, ya que no hay miradores.

En algunos momentos encontramos varios campings, donde se puede pasar la noche o tal vez parar a “estirar las piernas” contemplando el lago Nahuel Huapi, que nuevamente se hace presente.

DETALLE

Unos pocos kilometros antes de adentrarnos en Villa la Angostura, se observa a la derecha Bahia Manzano, lugar donde muchos famosos tienen sus casas de descanso (¡Y que casas!).

Las construcciones y el paisaje invitan a dar una vueltita y soñar.

Una vez en la pequeña ciudad, pasamos por el centro que son unas 10 cuadras y en la bifurcación que se encuentra al final doblamos a la derecha para continuar por la ruta.

LOS SIETE LAGOS

Lago Nahuel Huapi
Mirador Nahuel Huapi
Vista del Lago Nahuel Huapi desde el mirador.

El primero que observamos en la ruta Bariloche – San Martin de los Andes, el más imponente en cuanto a extensión.

Recordemos que es el que nos acompañó desde nuestra salida en Bariloche hasta nuestro paso por Villa La Angostura.

Lago Espejo Grande:
Lago Espejo
Vista del Lago Espejo desde el mirador.

El segundo, está después de haber pasado por la bifurcación de la ruta 231, que nos da las opciones de:

  • Ir a la izquierda, rumbo al Paso Internacional Cardenal Samoré, con destino a Chile.
  • O Seguir por el camino en el que veníamos, continuamos por la Ruta 40.

Obviamente la opción es la segunda, así que continuamos.

A los pocos metros nos encontramos con el, con su color espectacular y toda su belleza.

Lago Correntoso:
Lago Correntoso
Vista del Lago Correntoso desde el mirador.

El tecero, mi preferido, porque cuenta con dos miradores y la realidad es que es uno mejor que el otro.

Si queres parar solo en uno, te recomiendo el segundo, tiene mejor vista y más espacio para estacionar.

Lago Villarino:
Lago Villarino
Vista del Lago Villarino desde el mirador.

El cuarto, uno de los últimos en tener un mirador. Tiene una vista un poco obstruída por los arbustos, pero si queres parar, no te vamos a decir que no.

Nosotros lo hicimos la primera vez, después de varios viajes elegimos donde sí y donde no.

Lago Falkner:
Lago Falkner
Vista del Lago Falkner desde la playa.

El quinto,  acá simplemente nos permitimos decir ¡WOW! cada vez que pasamos y lo vemos.

Ibamos por la ruta muy tranquilos y de repente, a nuestra derecha, este lago haciendo de espejo, con las montañas de fondo.

Tenés un montón de espacio para estacionar, es muy amplio, no es solo un mirador, si no más bien una playa.

Lago Machónico:
Lago Machonico
Vista del Lago Machonico desde el mirador.

El sexto, que lo empezamos a ver mucho antes de llegar al mirador. Porque su extención es en paralelo a un tramo del camino y el mirador está en una de los extremos.

Lago Lácar:
Lago Lacar
Vista del Lago Lacar desde el mirador de San Martín de los Andes.
Lago Lacar
¡Llegamos! Nosotros y el Lago Lacar de fondo, que embellece la foto.

El séptimo.

Después de un buen tramo sin lagos a la vista, cuando estábamos llegando a San Martín de los Andes empezamos a ver este inmenso espejo de agua que baña las costas de la ciudad.

Un lago con islas en el medio te brinda una imágen que parece sacada de un cuento.

San Martin, es sin lugar a dudas una de las ciudades más lindas del país.

En este caso no paramos sobre la ruta, directamente llegamos hasta la playa y ahí bajamos.

Sugerencia:

A LA HORA DE LA FOTO, UN BUEN TRUCO ES ESCRIBIR EL NOMBRE EN UN PAPEL Y FOTOGRAFIARLO CON EL LAGO DE FONDO.

Pero… ¿En verdad son siete lagos?

No, la realidad nos marca que no, y que de hecho, los siete lagos que te describimos arriba son cuasi a la elección propia.

Tenés muchos más que hasta los podes observar saliendo un poco de la ruta y haciendo tramos cortos.

Aparte de los nombrados arriba, están los siguientes:

  • Espejo Chico.
  • Traful.
  • Hermoso.
  • Los Cármenes.
  • Meliquina.

¿Entonces por qué se lo conoce cómo camino de los siete lagos?

Se lo conoce de esa forma porque, son 7 los espejos de agua que se observan sin salir del camino es este tramo de la Ruta 40 que une San Carlos de Bariloche y San Marín de Los Andes

RECOMENDACIONES

Mucha gente nos consulta qué hacer al momento de visitar la región:

Una de nuestras principales recomendaciones es que si tienen la posibilidad de alquilar un auto, lo hagan.

De esa forma pueden recorrer mucho más y, sin dudas, en un día viajando muy tranquilos lo pueden hacer a la perfección.

Claro que también existen excursiones pagas para hacer el recorrido ida y vuelta en el día, la elección es tuya.

 

Si te interesó esta nota, ver también > Patagonia Argentina – 5 Lugares relacionados al Nacionalsocialismo

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *