Colonia Güell y la Cripta Gaudí – Barcelona

Seguimos explorando Barcelona, esta vez con una paseo de una mañana, aunque podría ser también de una tarde. Nos fuimos hasta Colonia Güell, de la mano de Turisme Barcelona y la PressCard que nos concedieron para poder mostrar cada rincón de esta interminable ciudad.

Colonia Güell se encuentra en Santa Coloma de Cervelló, a 14 kilómetros del centro de Barcelona y se puede llegar en tren, por ejemplo desde Plaza España, en sólo 25 minutos.

La Colonia Güell nació a fines del Siglo XIX, cuando Eusebi Güell decidió trasladar su industria textil, alejándose de los conflictos sociales que existían en el centro de Barcelona por aquel entonces.

Güell equipó la nueva industria con la tecnología más moderna de la época (se pueden observar ejemplos de ello en la muestra que hay montada en al oficina de Información Turística), y la planteó en el marco de una colonia industrial, con las casas de los obreros al lado de la fábrica. La vida social y económica de las personas se encontraba tutelada por la empresa.

¿QUÉ PODEMOS VER EN COLONIA GÜELL?

 

Ca l´Ordal

Ca l´Ordal es el primer edificio que vemos en la parte residencial de la Colonia. Es una vivienda diseñada por Joan Rubió i Bellver

El entorno de la Colonia es muy atractivo, la tranquilidad es el argumento principal de este “pueblo”. Se pueden observar varias construcciones que datan de la época como el Centro de Sant Lluís (Centro cultural), la Antigua Casa del Médico construida en 1911, la Escuela y Casa del Maestro o El antiguo convento de las Monjas (1891). En la misma oficina de información turística (Antigua Cooperativa de Consumo) hay una exposición en la que se pueden conocer en detalle la historia de la Colonia. Recomendamos dar una vuelta por esta exposición antes de salir a recorrer la colonia (con mapa en mano).

Colonia Güell

Escuela y Casa del Maestro

Pero sin dudas la obra que más atrae a propios y extraños es la Cripta Gaudí. Y hay que aclarar que Antoni Gaudí no está enterrado allí (Se encuentra en la Sagrada Familia), simplemente es el nombre con el que popularmente se conoce a la obra inconclusa del gran arquitecto modernista.

 

LA CRIPTA GAUDÍ

Interior de la Cripta Gaudí, Colonia Güell.

En 1898 Eusebi Güell encargó a Gaudí la construcción de la Iglesia de la Colonia. No fue hasta octubre de 1908 que se colocó la piedra fundamental. Güell financió el proyecto sin poner ataduras ni limites al arquitecto, lo que le permitió hacer volar toda su imaginación. En caso de haberla terminado, hubiera sido una especie de maqueta de la Sagrada Familia, pero diez años después de haber iniciado la construcción de la Iglesia y tras la muerte de Güell, los hijos de este decidieron dejar de financiar la obra, que por tal motivo quedó inconclusa. Sólo se llegó a construir la nave inferior (lo que hoy se conoce como Cripta), quedaron por terminar la nave superior y una serie de torres que incluían el proyecto.

Así y todo, lo que quedó construido es una muy valiosa muestra de la obra de Gaudí. La Cripta fue bendecida por el Obispo de Barcelona en 1915. Esta construcción fue un banco de pruebas para experimentar en soluciones estructurales que luego aplicaría en obras como La Sagrada Familia.

 


La Cripta fue declarada Patrimonio Mundial, por la UNESCO en julio de 2005.

 

DATOS PARA LA VISITA

Colonia Güell
Es una visita para hacerla con tranquilidad, sin dudas como ya dijimos en párrafos anteriores la vedette de la Colonia es La Cripta. pero vale la pena recorrer sus calles. Hay zonas de servicios y algunos lugares para comer o picar algo.

Nosotros llegamos con el tren y al bajar en la estación que lleva el nombre de la Colonia es muy fácil reconocer el camino, primero porque está bien señalizado con carteles y luego, si miran hacia el suelo, podrán encontrar unas huellas de color azul o negras que de seguirlas los llevarán hasta la oficina de Turismo.
Colonia Güell

Líneas de tren: Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC), S3, S4, S8, S9. Estación Colonia Güel. 

Nuestra visita duró un poco menos de tres horas, llegamos temprano, casi para el horario de apertura. Había algo de gente, y el típico contingente nutrido de asiáticos, pero el trámite para obtener las entradas fue sencillo.

Entradas:
Es importante saber que a la Colonia se accede de manera gratuita, y se pueden observar las fachadas de todos los edificios.
Sólo se puede acceder a la Cripta, pero hay que pagar.
Nuestra recomendación es que lo hagan, vale la pena. El costo de la entrada que incluye audio guía para la Colonia y la Cripta es de €9 por adulto. €7,50 jubilados y €6 niños entre 4 y 10 años.

Sábados y domingos ofrecen un servicio de visitas guiadas (con guía) por € 11.50. Una opción interesante para los que no se conforman con la información de un audio guia, y gustan de preguntar y repreguntar para obtener más información.

A nuestro entender es una excursión de “medio día” (3/4 horas contemplando los traslados). Y orientada a un público adulto, no tanto para niños (creemos que se podrían aburrir). Es un circuito accesible para personas con movilidad reducida.

TAL VEZ TE PUEDA INTERESAR: MONTJUIC: PASEO OBLIGADO EN BARCELONA

Facebook Comments

No Comments

Leave a Comment