Delta Eco Hotel, un día de reláx en Tigre

Delta Eco Hotel Tigre

A solo 40 minutos de viaje en lancha colectiva desde el puerto de Tigre, se encuentra Delta Eco Hotel, un espacio pensado para el relax y la conexión con la naturaleza.

Periodistas de Viaje fuimos invitados a conocer la opción de Escapada de un DíaLa tarifa de esta opción incluye traslados ida y vuelta desde y hasta la Estación Fluvial de Tigre. Welcome Drink, Almuerzo con 1 bebida sin alcohol.


Spa: Uso ilimitado del sauna seco y de vapor, sala de relax, piscina y jacuzzi climatizado.
Amenities: Uso piscina recreativa, jacuzzi y de nado contra corriente, kayaks, gimnasio, sala de juegos y minigolf. Todo esto lo detallamos a continuación.

Punto de partida

Delta Eco Hotel, Lancha colectiva

Esta es la lancha colectiva de la empresa Jilguero que nos llevó al Delta Eco Hotel

La salida de la lancha colectiva de la empresa Jilguero, desde la Estación Fluvial Tigre es, puntual, a las 9:30 am los días sábados y 10 am los días domingos.

Simplemente se debe confirmar la reserva en el puesto 17 de la Terminal y dejar los datos de una tarjeta de crédito como garantía. Por lo cual es recomendable presentarse al menos 30 minutos antes de la salida de la lancha. Una vez arriba, el viaje hasta Delta Eco Hotel tiene una duración de 40 minutos.

La experiencia comienza ni bien uno pone un pie en tierra firme, la recepción del grupo se realiza en una habitación contigua al Lobby- Allí, personal del hotel explicó el funcionamiento de los distintos sectores del complejo y nos hizo entrega de la llave de lockers. Mientras se realiza la explicación, los huespedes pueden disfrutar del Welcome Drink, sirviéndose café, té o jugos.

*Dos datos, a tener en cuenta, que se pueden saber de antemano con solo visitar la página web de Delta Eco Hotel: No se permiten niños menores de 10 años y el hotel es Libre de Humo. Son dos cosas que, más allá que puedan parecer obviedades, a nosotros nos encantaron*.

Si bien nunca hizo frío, el sol no nos acompañó durante la jornada, lo cual no nos permitió disfrutar de la Piscina recreativa al aire libre, pero con solo ver ese sector del Hotel, nos imaginamos pasando una hermosa tarde soleada de primavera o verano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Reconocimiento

Lo primero que hicimos fue intentar identificar cada sector, por lo que salimos a recorrer las instalaciones sin una dirección fija. Hasta que llegamos a sector de juegos, vimos el minigolf y no pudimos con la tentación de probar nuestro swing.

Pasamos allí un largo y entretenido rato. En el salón de juegos, propiamente dicho las opciones son muchas: juegos de mesa, metegol, tenis de mesa, pool, dardos, un sapo y hasta juegos electrónicos. Dejamos el tenis de mesa, dardos y sapo para hacer competencias por la tarde.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El paso siguiente, luego de jugar al mini golf, fue nuestra primera visita a la piscina climatizada.

Allí las opciones para relajarse son 3, la piscina con un agua a un promedio de 22/25 grados (Celsius) de temperatura, el jacuzzi con capacidad para 8 personas y una sala de Relax provista de reposeras y mantas, con una hermosa vista exterior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Disfrutamos muchísimo de la piscina, tanto que se nos hizo la hora de ir a almorzar y no pudimos hacer uso del jacuzzi.

Almuerzo incluido

El Buffet Libre es muy variado, y creemos que en este plato quedó representado.

El almuerzo se sirve de 13 a 15, hablando con gente en la piscina, nos comentaron lo bien que se comía en Delta Eco Hotel, por lo tanto fuimos con mucha expectativa, que quedó colmada.

El restaurante del hotel es un salón muy amplio y el menú del día constaba de un Buffet Libre con variedad de ensaladas, platos fríos y calientes.

La Escapada de un día incluye el almuerzo con una bebida (sin alcohol) por persona, postre y café o té.

Fieles a nuestro estilo, de buen comer y sin ponernos restricciones, algo que nos abre mucho el abanico a la hora de enfrentar un Buffet Libre, probamos un poco de cada plato y podemos decir que quienes nos hablaron en la piscina tenían razón, la calidad de la comida es diez puntos. Desde las entradas, que podían ser ensaladas de verduras, con arroz y con atún, tarta de verdura o una tentadora sopa crema de choclo, pasando por los platos principales: Peceto con vinagreta (exquisita), Goulash con Spatzles, Tallarines con salsa. Hasta llegar al postre, que merece un apartado especial, no probamos el membrillo con queso mascarpone, pero si nos deleitamos con un Tiramisú, que aun al imaginarlo lo seguimos disfrutando.

 

Caminatas ideales

Terminamos de almorzar y teníamos dos opciones, ir a la sala de relax a descansar o caminar por los senderos que ofrece Delta Eco Hotel, y elegimos la segunda.

El paseo entre los árboles de la isla invita conectarse con la naturaleza y despejarse por completo. Terminamos nuestro paseo y el final del día se iba acercando, pero hubo tiempo para más. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Llegó el momento de los desafíos en la Sala de Juegos, los Dardos, el Tenis de Mesa y el Sapo fueron los entretenimientos elegidos para la disputa a cara de perro (jajaja).

Mal que me pese, tengo que decir que Marina ganó los tres desafíos. 

Para destacar: el silencio, la atención y la sencillez para disfrutar de cada rincón de Delta Eco Hotel, desde que llegamos y nos hicieron entrega de la llave (del locker nuestro caso) tuvimos libertad absoluta para movernos por todo el complejo. Sin encontrar peros, ni restricciones.

Luego de la sesión de Juegos, nos quedó tiempo para dejar los rencores de lado y volver a disfrutar de la Piscina climatizada, y darnos una ducha en los vestuarios que están provistos de jabón líquido, shampoo y crema de enjuague. Previo paso por los saunas húmedo y seco.

Resultado perfecto en Delta Eco Hotel

Fueron ocho horas en las que nos olvidamos de problemas y ocupaciones, simplemente disfrutando cada minuto de nuestra estadía en el Hotel y volviendo como nuevos para encarar los días siguientes con un aire renovado.

La lancha que nos llevaría de regreso a la Estación Fluvial llegó apenas pasadas las 6 de la tarde, lo que nos dio tiempo a tomarnos una café con leche, cortesía del Hotel.

Sin dudas recomendamos hacer una Escapada al Delta Eco Hotel, tanto para quienes residan en Buenos Aires como para quienes estén de turistas por Capital Federal. Si buscan tranquilidad y pasar un día inolvidable, les prometemos que no se van a arrepentir.

 

Si te gustó esta nota, también podes leer: Strawberry Tours, una nueva forma de conocer Buenos Aires

Facebook Comments

No Comments

Leave a Comment