Dormir en un hotel cubo, una experiencia única en City Hub

No se contar cuantas veces soñé con dormir en un hotel cubo. Pero puedo decirles que un día, ese sueño, se hizo realidad: en marzo tuvimos una experiencia única en City Hub, un hospedaje súper innovador en Ámsterdam.

Ya de por sí, cuando hablamos de Holanda y sus ciudades, sabemos que nos referimos a lugares súper avanzados respecto a todo lo que tiene que ver con la ecología, las mejoras en las calles, los transportes novedosos y ahora también, podemos decir, que se sumaron los alojamientos.

¿Nunca les pasó de mirar esos hospedajes en forma de cubo o cápsulas que hay en Japón y querer estar ahí para ver qué se siente? A mi, particularmente, me pasó que desde el momento en que supe que existían, quise pisar uno sí o sí.

City Hub > El hotel

Por suerte ese momento llegó este año, en marzo de 2017. Llegamos a Ámsterdam y como si no fuera suficiente el asombro que nos generó la ciudad, cuando pisamos City Hub nuestras expectativas habían sido superadas.

Entrada del City Hub
La vista desde la puerta del hotel.

La reserva la habíamos realizado con bastante anticipación, así que sólo teníamos que hacer efectivo el check in y abonar. Para nuestro asombro, entramos y nos encontramos con dos máquinas.

Máquinas de check in city hub
¿Quién me atiende para el check in? ¡Las máquinas!

En ellas había pulseras, así que tuvimos que agarrar una cada uno y hacer el registro correspondiente con nuestros datos, hacer efectivo el pago con la tarjeta de débito o crédito, y activar la pulsera.

La máquina te hace un paso a paso con las instrucciones en inglés. Si no entendés el idioma, no te preocupes, te va llevando y el sistema es súper simple.

¡Sorpresa!

Router inalámbrico City Hub
¡Wifi en toda la ciudad!

Después de esto, una de las personas de recepción, con una atención súper excelente, nos explicó como funciona todo y nos dió un pequeño router inalámbrico, que nos permitió tener wifi en toda la ciudad, sin tener que estar buscando lugares de conexión gratuita.

El servicio nos pareció excelente, para el uso de los mapas en el celular nos resultó bárbaro, porque aparte de no tener costo adicional, te lo dan durante toda tu estadía.

Sólo nos teníamos que ocupar de cargarle la batería, y con eso era suficiente.

Habitación en City Hub

A partir de ahí fuimos a conocer nuestra habitación, y en el camino no paramos de asombrarnos. El lugar es fantástico, las luces, la innovación…

Para nosotros era la primera vez en un lugar así, a cada paso quedábamos mas encantados. Antes de doblar al camino de nuestra habitación, encontramos una máquina de esas que poníamos una moneda y sacábamos un peluche ¿La ubicás?

Bueno, una de esas máquinas, pero con artículos de higiene y cosas personalizadas del hotel, por ejemplo, había ojotas con la marca del lugar.

Puerta City Hub
La puerta de nuestra habitación… ¡Que emoción!

¿Y la puerta cómo la abrimos? ¡Con la pulsera que nos dan en la entrada! Realmente en City Hub es todo fantástico, todo.

 

Habitación City Hub
Nuestra habitación en City Hub… ¡Jugando con las luces!

En la habitación teníamos una cama supersized, increíblemente amplia y cómoda, y unos estantes para dejar nuestras valijas y percheros (que no nos atrevimos a sacarle fotos por nuestro desorden jajaja)

En los costados de la cama las luces, que cambian de colores, y los conectores USB, así que no tenes que preocuparte por llevar enchufes distintos que dependan del lugar que visites.

Duchas y baños en City Hub

Y acá vamos a tocar un tema que a mi, particularmente, me genera mucha ansiedad cada vez que voy a hospedarme en un lugar. Claro que en este caso sabía que sólo tendríamos habitación privada… ¿Y la ducha?

Baño de mujeres City Hub
Sector de duchas de mujeres. ¡Precioso!

¡Wow! Mientras inspeccionaba el lugar, me encontré con el sector de duchas… ¡Casi me muero de la emoción!.

Ideal para cualquier mujer. Amplio, limpio, ordenado, con toallas, toallones, secador de pelo y planchita a disposición. Amaba pasar tiempo ahí, y no era la única… jajaja ¡Parecía un salón de belleza!

Y los baños, en otro sector y apartados, también impecables. Con música a toda hora y en cantidad para no desesperarse.

Toilets City Hub
Baños en City Hub. En la foto sólo se ven 4 puertas, pero son más.

Obviamente, todo está dividido: baños/duchas para mujeres y para hombres separados. Cada uno ambientado para cada género y de acuerdo a las necesidades.

Y en City Hub siempre hay más…

Es que contar esta experiencia es maravilloso, y trato de hacerlo de la mejor manera, aunque la sensación que tengo es que me falta un montón porque… ¡Simplemente tenes que ir y vivirlo!

No sólo es novedoso e innovador y te digo que por eso tenes que ir, sino que es altamente recomendable por todo lo demás también: el ambiente, la limpieza, el órden, la onda, el personal, etc.

Ah, pasé por alto que tenés a disposición una mesa de ping-pong, una cantidad de libros a disposición, una máquina de snacks y una barra con cafetería y cervezas para servirte… ¡Sí, te lo servis vos!

Todo lo que quieras consumir se te habilita con el lector de pulseras, y se te carga a la habitación.

Servicio Bar City Hub
Servicio de bar a disposición… ¡Mejor imposible!

Y me faltó hablarte de la ubicación > es muy buena, es fácil llegar y en frente, cómo si fuera poco, tenés un lugar de alquiler de bicicletas para sentirte un holandés típico.

¡Hace dos meses estuvimos en City Hub y no podemos esperar para volver!

Ver también > ¿Alquilar bici en Ámsterdam?

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *