7 ciudades y 6 países en 20 días

Hoy te vamos a contar un breve – MUY breve – resumen de nuestro último viaje al Viejo Continente y las cuestiones más básicas de cada lugar. Esto después, por supuesto, lo vas a ir viendo reflejado en post nuevos y más extensos.

En primer lugar te vamos a mostrar el itinerario en el mismo orden que lo hicimos nosotros. Tené en cuenta que salimos de Santiago de Chile, hicimos escala en Sao Paulo y ahí si, al fin, llegamos a Londres. A partir de ahí fue:

  1. Londres en bus a Paris
  2. Paris en bus a Bruselas
  3. Bruselas en tren a Brujas (ida y vuelta en el día)
  4. Bruselas en bus a Amsterdam
  5. Amsterdam en bus a Berlin
  6. Berlin en bus a Praga por urgencia (solo llegada a la terminal e ida al aeropuerto)
  7. Praga en avión a Barcelona.

Llegamos a Londres, como dijimos antes, haciendo una escala previa en San Pablo, donde tuvimos un muy lindo comienzo de aventura: el avión salió demoradísimo de Chile y en Brasil teníamos esperando al que nos llevaba al destino final, atrasado por nosotros (con todos los pasajeros arriba, imagínense la situación). Esto es importante de destacar porque, como sacamos todo el tramo con la misma empresa y los pasajeros demorados éramos muchos, lo pudieron controlar y hacer que nos esperen. Es mas que nada para que lo tengas en cuenta al momento de sacar tu pasaje, sobretodo si tenes que hacer escalas.

Aeropuerto de Heathrow, Londres.

Una vez en Londres, en el aeropuerto de Heatrhow, donde ingresamos por el sector que nos corresponde a quienes no somos ciudadanos de la Unión Europea, la persona que nos atendió y nos pidió los documentos, no nos preguntó nada. No solo eso, sino que fue muy amable, nos selló los pasaportes, agregó un “Have a nice trip” y fin del trámite. Esto no quiere decir que siempre tengamos la misma suerte, teníamos toda la documentación necesaria por si acaso, pero no hizo falta mostrarla. Es decir ¿Tenés que llevar toda la documentación sí o sí? POR SUPUESTO.

Transportes:

Hicimos prácticamente todas las conexiones en bus, utilizando las empresas Ouibus, Flixbus y Hellö, todas muy buenas en relación calidad-precio y servicios.

Praga – Barcelona la hicimos a través de Vueling, una aerolínea Low Cost, que nos resultó una muy buena. La recomendamos porque aparte de ser un avión cómodo, tiene tarifas que te incluyen las maletas hasta 23 Kg, entonces no tenes que estar calculando los precios de los servicios por separado.

¿Por qué no utilizamos tren e hicimos todo en bus?

Primero, porque el tren es mucho mas caro.  Segundo, porque los destinos con poca “distancia”, como fueron la mayoría de los nuestros, demoran prácticamente lo mismo en los dos medios de transporte, o sea que la diferencia de precio no tiene relación.

¿Volveríamos a hacer todos los destinos en bus? – NO.

Por ejemplo, Londres – Paris lo hicimos de este modo, era un viaje de 9 horas, por lo que elegimos hacerlo de noche, considerando dormir en el micro y, a su vez, ahorrar una noche de hospedaje. El bus espectacular, cómodo, con conexión wifi durante todo el trayecto, enchufes para cargar la batería, etc. Peeeero… Para cruzar desde Londres a Paris te hacen bajar en migraciones. A nosotros nos tocó de madrugada, por ende nos despertaron, estuvimos demorados una o dos horas porque en esa franja horaria no es constante el paso, y después de eso seguimos camino (dentro del túnel del canal de la Mancha). Si fuese directo, lo volveríamos a hacer, pero como está ese parate, no. Si sufris de claustrofobia, soles ahogarte y demás, NO TE LO RECOMENDAMOS porque el encierro dentro del túnel se siente de manera fuerte.

 

Transportes internos en cada ciudad 

  • Londres > Sacamos la Tarjeta Oyster. Cuando nos fuimos de la ciudad, buscamos las máquinas donde se “devuelve” la tarjeta. Nos dio lo que quedaba de saldo en la tarjeta y, ademas, el monto de lo que nos salió la tarjeta. Pensamos que debíamos devolverla, pero no es así y como no se puede utilizar en un próximo viaje, la guardamos de recuerdo.
  • Paris > No sacamos ningún tipo de tarjeta porque REALMENTE se puede hacer todo caminando. Fuimos sacando pases a medida que necesitamos que, sin mentirles, en tres días utilizamos solo dos veces el subte y únicamente porque fuimos a lugares alejados.
  • Bruselas > ¿Tarjeta para transporte? ¿Qué es eso? Todo caminando.
  • Brujas > Fuimos a la estación Central de Bruselas, sacamos un boleto en tren a Brujas, que te permite bajar en Gante y después volver a subir para seguir camino. El dato importante es que también pueden hacer al revés, ir directo a Brujas, a la vuelta bajar en Gante y después subir para Bruselas. El boleto en tren no es barato, pero vale 100% el gasto. Fue un paseo solo de un día, que nos lamentamos no haber estado más.
  • Amsterdam > Ninguna tarjeta. Sacamos solo un boleto de tren para ir desde la estación donde llegamos, al hospedaje. El resto, alquiler de bicicleta y caminando.
  • Berlin > Sacamos la tarjeta ABC para 3 días, que en verdad no es una tarjeta, es un cartoncito que te venden en maquinas. Hay que activarlas en las estaciones de subte o en los buses mismos, y ya te queda habilitada para usarla. La usamos bastante en colectivo y, fundamentalmente, sacamos ABC porque fuimos a Sachsenhausen y como es en las afuera, era la única que nos servía.
  • Barcelona > Sacamos la tarjeta T10 y lo que tiene de bueno es que si son dos, con una sola se manejan ambos. Por ejemplo la T10 son 10 viajes por 10 euros, lo que les quedaría a cada uno son 5 viajes. A nosotros nos sobraron dos, como para que se hagan una idea de lo mucho que se camina. La usamos más que nada para ir a lugares alejados.

(Ver también “Para recorrer Europa ¿Tren, bus o avión?“)

 

Hospedajes:

  • Londres > 4 días/3 noches. Hotel:  Fairway Hotel, directamente lo contratamos por su página, a media cuadra de la estación King’s Cross St. Pancrass. Ubicación muuuy buena, la estación tiene conexiones a todos lados. El hotel lindo pero básico, con desayuno completo, súper importante, sobretodo porque salíamos a la mañana temprano y, literal, volvíamos a las 22:00/23:00.
  • Paris > 3 días/3 noches. Alquilamos un studio por Airbnb en Barrio Latino. El departamento muy bien puesto y la ubicación es más que excelente. La anfitriona súper amable y predispuesta.
  • Bruselas > 2 días/2 noches. Alquilamos una habitación por Airbnb a pocas cuadras de la Grand Place, también con desayuno incluido. Lugar super tranquilo y los anfitriones se portaron impecable.

 

  • Amsterdam > 2 noches/3 días. Hotel: CityHub, es un hotel/hostel que contratamos a través de Booking. WOW! Vaya sorpresa, un lugar espectacular, novedoso para lo que estamos acostumbrados. Las habitaciones son como unos cubos, el espacio es reducido, pero el ambiente es muy bueno. No sabríamos decirles si la ubicación es lejos o cerca del centro, porque en Amsterdam estuvimos perdidos todo el tiempo…¡¡Es imposible ubicarse!!
  • Berlin > 3 días/3 noches. Hotel: Holiday Inn Berlin Centre, muy buen hotel, desayuno espectacular, ubicado atrás de AlexanderPlatz. Conseguí una super oferta por la web de AMOMA y no lo dude. Punto aparte, debemos admitir que tuvimos muchísimo miedo hasta el día en que llegamos, desconocíamos la página, pero la oferta era muy buena. Nos parecía ilógico, pero… ¡Funcionó!
  • Barcelona > 5 días/4 noches. Alquilamos una habitación por Airbnb, a una cuadra y media de Plaza Catalunya, con cocina disponible y baño compartido con otra habitación de huéspedes. Muy buena, super amplia, la recomendamos absolutamente porque el precio era la mitad de lo que habíamos conseguido un hotel en Booking, en el mismo lugar y también solo habitación con baño compartido. No tenía relación.

 

Precios:

 

En todas las ciudades es bastante similar, la diferencia que hay entre todos los destinos que puse y Londres es que, por ejemplo, una cerveza te sale 6 euros en cualquier lado y en Londres 6 libras. La diferencia, básicamente, está en el tipo de cambio. El resto es, en todos los aspectos, mas o menos igual. No hay grandes diferencias.

 

¿El lugar mas barato en general? Barcelona. Desde la comida hasta el transporte.

¿Efectivo o tarjeta? Ya te debe cansar escuchar esto, pero es real: para todo, absolutamente todo, se usa tarjeta. Ademas, nosotros llevamos algo de efectivo encima por las dudas.

¿Tarjeta con o sin chip? ¿Funcionan? Nosotros llevamos dos, la tarjeta de débito con banda magnética y la tarjeta de crédito con chip. En Amsterdam, en muchos lugares, no tenían para pasar la tarjeta con banda, pero fue el único. En el resto de las ciudades/países pudimos usar las dos sin ningún problema. A veces te puede pasar que no le vean el chip y te hagan señas como que no sirve, indicales con una seña o deciles que es para deslizar, y ahí se percatan. La realidad es que, por suerte, no tuvimos problemas con ninguna de las dos.

¿Se puede sacar efectivo de los cajeros? Si, claro. No se como funcionan de acuerdo a cada banco, obviamente te contamos nuestra experiencia. Nosotros sacamos dinero de los cajeros con la tarjeta de débito del Banco Galicia y nunca nos cobraron ningún adicional en el momento. Cuando regresamos del viaje, hubo algunos débitos pero muy pequeños. Habremos sacado 5/6 veces efectivo de los cajeros y el total que nos debitaron fueron menos de $200.- (Pesos argentinos).

 

Datos y recomendaciones

  • En los subtes: acordate siempre de pasar las tarjetas/boletos a la entrada y a la salida, sino te cobran una multa. De todos modos, esta recomendación es un poco obvia, y te contamos porque: básicamente, si no la pasas a la salida, el molinete no se abre.
  • En los colectivos: solo marcas la tarjeta a la entrada, a la salida no hace falta.
  • Tours: Punto súper importante y para nosotros básico. En todas las ciudades – Mentira, en Brujas no – hicimos tours gratuitos (más bien, a la gorra). Los recomendamos completamente, sobretodo si tienen la posibilidad de hacerlo el mismo día que llegan, porque ya los para en la ciudad y les da un buen pantallazo. Recorren muchos de los atractivos que estando solos les costaría horas, ademas aprenden bastante mas de la historia y con eso ya les queda decidir en que enfocarse y en que no.

 

  • Forma de ahorro: Y un dato importante, fundamental al momento de programar el viaje. Todas las cuentas, todo lo referido a dinero, a comprar la moneda extranjera y demás, las hicimos suponiendo que el euro estaba $18 (pesos argentinos) y la libra $20 (pesos argentinos). Es decir, le sumamos $2 a cada moneda.
  • Ejemplo: si veíamos que la noche de hotel estaba 45 euros, lo multiplicamos por $18 (pesos argentinos) en vez de por $16 (pesos argentinos), que era el precio real. La verdad que nos sirvió muchísimo, porque siempre estuvimos por debajo de ese número y más también. Nos parece un dato importante, sobretodo para que no vayan con la idea justa del cambio.

Tengan en cuenta que es un breve resumen, mas que nada para los que están en apuros y necesitan sacarse dudas puntuales y rápidas. 

Y si nos olvidamos de algo, no duden en consultar más abajo ⇓.

¡A viajar!

Facebook Comments

2 thoughts on “7 ciudades y 6 países en 20 días

    1. Hola, Julieta! Fuimos con el tour de Sandemans que es pago, te dan un buen panorama del lugar y cuando termina el recorrido si querés te podés quedar y seguir recorriendo. Nosotros los sacamos antes de viajar, tiene un costo de $16 euros. Es necesario tener la tarjeta ABC de transporte, el grupo se junta en la Puerta de Brandenburgo y de ahí todos juntos en tren hasta Oranienburg.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *