Para recorrer Europa ¿Tren, bus o avión?

Al momento de planificar un viaje al Viejo Continente lo que seguro tenemos en claro es que “queda todo cerca”. Las opciones de tren, bus o avión son tan buenas que decirte por cual optar no es posible, básicamente, va a depender del tipo de viaje que hagas y la forma que prefieras (tiempo, comodidad, costos).

Primero, es fundamental que cuando te sientes a evaluar las posibilidades, tengas armado un itinerario con los destinos. No hace falta que sea exacto, pero es importante que esté claro el sector de Europa por donde te vas a manejar, porque eso te va a ayudar a elegir. Lamentablemente no te podemos dar una respuesta concreta, pero vamos a poner todas las opciones a tu alcance para que sepas como funcionan y puedas decidir cual te conviene.

Vamos a empezar por contarte nuestro último viaje y los traslados que utilizamos, para que te hagas una idea:
Desde Londres en BUS a Paris
Desde Paris BUS a  Bruselas
Desde Bruselas BUS a Amsterdam
Desde Amsterdam BUS a Berlín
Desde Berlin AVIÓN a Barcelona

¿Cómo lo decidimos?

  1. Comparamos los precios.
  2. Seleccionamos los tramos pequeños, tanto en tren, bus y avión, y evaluamos las horas de viaje en cada uno. La diferencia era mínima, en algunos hasta igual, pero el valor era muy diferente. No lo dudamos.
  3. Los tramos largos (fueron dos) decidimos hacerlos de noche considerando así dormir en el bus y, de ese modo, ahorrar la noche de hotel, a excepción de la conexión Berlín – Barcelona que la programamos en avión, simplemente porque no existe otra alternativa directa.

Como nuestro viaje se basó en bus, te contamos las buenas y malas de esta opción:

Positivo

  • En comparación de precios, el bus es mucho más barato que comprar un ticket de tren o avión.
  • El boleto lo podes adquirir tres meses antes o el mismo día del viaje, que el valor será el mismo.
  • La calidad de sus asientos mejoró mucho, se reclinan y se puede descansar bien.
  • Todos los buses tienen baño y están en muy buen estado.
  • Si el viaje es largo, ya no tenes que hacerte problema por la batería del celular o la notebook. Los buses tienen en cada asiento puertos USB donde podes cargarlos.
  • Antes en la ruta estabas incomunicado hasta llegar a destino, hoy en los buses eso ya no es problema: Hay WIFI gratuito.

Negativo

  • Generalmente, los tiempos de viaje son un poquito mas largos. Sin embargo, si los comparas con el tren, los tramos cortos son muy similares. Si vas a recorrer distancias grandes, tratá de viajar de noche para no perder tiempo del día y aprovechar esas horas para descansar.
  • Si tenes pensado acceder a pueblos, tené en cuenta que las opciones son escasas. Habitualmente las estaciones de buses están en las grandes ciudadas o cercanas a ellas.
  • Si no te encontras bajo techo, no te sorprendas. Hay lugares que simplemente no están preparados para recibir buses, así que es probable que te encuentres subiendo o bajando en una calle y no en una estación.

Pero también utilizamos un aerolínea Low Cost, así que te contamos sobre ello:

Positivo

  • Podes ir de una punta a la otra en poco tiempo. Si no encontras conexión con otro transporte o si simplemente queres llegar a destino pronto, esta es, sin duda, la mejor opción.
  • Hay constantes promociones respecto a los vuelos, sobretodo si de low cost hablamos. Si estas atento a las páginas, esa debería ser una opción imbatible.
  • Tenés la opción de pagar solo por lo que utilizas. No te cobran por algo que no uses, salvo que lo selecciones (tipo despachar maletas, comer, beber, etc.)

Negativo

  • Las demoras en los aeropuertos son largas. Si bien el viaje puede ser corto, tenes que tener en cuenta el tiempo con anterioridad con el que deberías llegar, más si vas con maletas para despachar.
  • Las distancias son mas largas. Los aeropuertos generalmente se encuentran alejados de la ciudad, así que deberías tener contemplado ese tramo, no solo en tiempo, si no en gastos adicionales.
  • Son muy rigurosos con el peso y las medidas. Cualquier detalle que se te escape, es saldo a favor para la aerolínea.

Y no nos olvidamos del tren que, si bien fue un tramo corto, también aprovechamos su servicio: 

Positivo

  • En nuestro caso, fue para ir a una ciudad pequeña, a varios kilómetros de donde estábamos. Si pensas hacer recorridos en pueblos o lugares chiquitas, alejadas de los mayores puntos de concentración, esta es la forma ideal.
  • Si compras el boleto con anticipación, podes ahorrarte mucho dinero. Los trenes se caracterizan, al igual que los aviones, que cuanto más cerca de la fecha lo adquieras, mas caro es. Ni bien sepas el destino, aprovechá y compralo.
  • Puntualidad, y es todo lo que tenemos para decir. Es así de simple > PUN TUA LI DAD.
  • Si te gusta viajar bien, esta es la opción perfecta. No solo porque el tramo es rápido y no tiene que lidiar con otro tipo de transportes, sino también por su pulcritud, órden, ambiente, etc.

Negativo

  • Podes pagar muy caro el pasaje si lo necesitas de urgencia.
  • No hay mostradores para facturar el equipaje. Esto quiere decir que cada uno se hace cargo de sus valijas y debe llevarlas consigo.

Te dejamos las páginas de los transportes que utilizamos, que nos parecieron muy buenas.

En bus > Ouibus Flixbus Hellö

Avión > Vueling

Tren > Belgian Rail

Encontes, hagamos un resúmen de lo que te conviene según tu caso

Si tenes pensado hacer tramos cortos y cercanos > El bus es la mejor opción.

Si tenes pensado hacer pueblitos o el recorrido es incierto > El tren es la mejor alternativa.

Si tenes pensado recorrer lugares alejados > Sin duda, lo mejor será el avión.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *