¿Reconocimiento facial para embarcar?

Las aerolíneas KLM y JetBlue comenzaron a probar los sistemas de reconocimiento facial para eliminar, de este modo, las conocidas tarjetas de embarque.

La idea de utilizar los sistemas de identificación biométricos tiene que ver con la agilización del trámite, para que tanto los pasajeros como el personal eviten el proceso que es requerido en la actualidad.

Como bien sabemos, hoy para hacer efectivo el ingreso primero hay que superar un minucioso control de seguridad.

Tras ese paso, debemos ir a la puerta de embarque, en la que hay que presentar el ticket nuevamente, junto a algún documento de identidad.

En este proceso, aunque parezca poco, se pierde mucho tiempo si tenemos en cuenta que no todo el mundo tiene la documentación a mano.

Además, los empleados de la aerolínea deben comprobar, una por una, la identidad de los viajeros.

 

SISTEMA DE RECONOCIMIENTO FACIAL

Con este sistema los pasajeros deberán dirigirse a la puerta de entrada y pararse en un punto de control.

En el habrá un sistema automatizado que identifica el rostro y valida la identidad del pasaporte, dando luz verde al embarque.

De esta manera, el proceso no sólo será más rápido si no también más seguro, ya que la identificación biométrica prácticamente no tiene errores.

PROBANDO EL RECONOCIMIENTO FACIAL EN 3,2,1…

Durante este mes el sistema se pondrá a prueba por parte de la aerolínea estadounidense JetBlue, en el vuelo Boston-Aruba.

Partirá del mismo procedimiento: el pasajero presentará el pasaporte y la tarjeta de embarque al escáner de la máquina. Esto lo se hará ante un puesto de control totalmente automatizado y previo al de seguridad.

En el embarque, los pasajeros pasarán por otro control, en la que mostrarán su cara para que el sistema lo valide.

Delta, por su parte, también empezó a probar sistemas de identificación biométricos como el reconocimiento facial pero, además, sumando la huella dactilar.

Huella dactilar

“Nos dirigimos hacia hacia un sistema en el que en el futuro sólo el iris o el rostro serán necesarios para realizar un embarque”, afirmó Gill West, responsable de operaciones de la aerolínea.

Aparentemente hablamos de un camino que no tiene retorno, y no es sólo un experimento ocasional.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *