Venecia en riesgo por el turismo

Suena contradictorio, dado que muchas ciudades lograron “salir a flote” gracias al turismo y todos los puestos de trabajo que se generan gracias a esta actividad. Pero claro, la falta de control, en algunos casos, puede llevar a que esta actividad sea contraproducente.

Contamos con el ejemplo actual del cierre  de la Isla de Borácay, en Filipinas, debido al maltrato sufrido por el turismo en los últimos años, que obligó a las autoridades a realizar un plan de recuperación.

Venecia no está lejos de llegar a tomar una medida similar, por culpa de los más de 20 millones de visitantes anuales, la ciudad italiana corre – desde 2016 – con la amenaza de UNESCO de quitarle la distinción de Ciudad Patrimonio de la Humanidad.


Ante esta posibilidad, las autoridades de la comuna determinaron instalar Tornos (Molinetes), para controlar el flujo de acceso de visitantes a los puntos turísticos públicos, de la ciudad (Como la Plaza San Marcos). Y de esta manera, teniendo el dato de la cantidad de visitantes empezar a limitar los ingresos. Es por eso que se dice que Venecia podría dejar de ser una ciudad para convertirse en un Parque Temático.

También desde el Ayuntamiento se tomaron otras medidas de control y de diversificación, por ejemplo el Vaporetto – que es el barco público que conecta los canales – tiene un valor preferencial para los residentes de 1,5 Euros contras los 7,5 Euros que deben pagar los visitantes. También crearon un web mediante la cual los residentes pueden denunciar de manera anónima, los pisos de alquiler turístico sin registrar.

Estas medidas, por supuesto, cuenta con sus adeptos y con sus detractores, pero pretenden concientizar y alertar. Muchas veces no nos damos cuenta pero es más el daño que causamos visitando una ciudad que el beneficio recibido por los locales.

Por el momento no se anunciaron nuevas medidas, pero está claro que el camino lleva a reducir las visitas a la ciudad, o por lo menos las visitas golondrina, esas que son solo de una tarde, que hacen que se abarroten de gente los sitios  de interés pero que un bajo porcentaje de esa gente deja dinero en la ciudad.

Venecia ya avisó, y lo hace por otras ciudades. Por nuestra parte creemos que lo mejor que podemos hacer es respetar los lugares que visitamos, hacer del mundo nuestra casa, de puertas abiertas, pero con orden y respeto por el otro y por los lugares. Turismo Responsable, tiene que ser el concepto que nos permita poder seguir viajando y conociendo lugares sin trabas. Por eso hay que informarse antes de visitar cualquier lugar, conocer la cultura, usos y costumbres, para poder respetarlas y colaborar a mantenerlas.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: HOSPEDAJE TRADICIONAL VS HOSPEDAJE ALTERNATIVO

Facebook Comments

No Comments

Leave a Comment